Con alegría recibimos la visita de un grupo de estudiantes y personal de la International School con el objetivo de que los jóvenes se identifiquen de la situación y circunstancias que otras personas fuera de su entorno están atravesando escucharando los testimonios de las familias que han pasado por el dolor de las quemaduras y que a pesar de eso están de pie y agradecidos con Dios.
Quedaron motivados y comprometidos para crear un efecto multiplicador en la escuela para donaciones y apoyo a los niños y familias que han sufrido lesiones por quemaduras.