Después de sufrir quemaduras en mis dos brazos por motivo de una fuga de Gas en un centro comercial de la capital, el cual tuve que ingresar inmediatamente al Hospital escuela Universitario, después de los tratamientos recibidos ahí me remitieron a FUNDACIÓN CRISAQ ya que ahí podía recibir una asistencia más personalizada por mi caso y así lo fue desde que llegue he visto un avance y muchas mejoras , por el cual agradezco mucho al Centro de rehabilitación por brindarme una nueva oportunidad, porque realmente creí que mis brazos nunca más los volvería a utilizar de la misma manera que antes; y poco a poco ese pensamiento ha ido desapareciendo en mí , me parece una fundación muy responsable y comprometida fiel mente con cada uno de los pacientes que asisten al centro de rehabilitación, realmente es una enorme labor la que realizan cada persona dentro de la FUNDACIÓN CRISAQ . Muchas Gracias.